Hay que ser justos, la saga Gears of War históricamente ha sido desdibujada a pesar de sus aportes a la industria. Catapultó el género shooter en tercera persona, glorificó el cooperativo y perfeccionó los juegos por rondas. Pero siempre se reconoció por su solidez argumental y la personalidad de sus protagonistas, sin excepción.

Gears of War 4 tiene esa lápida encima desde el lanzamiento, es un juego distinto si no conocemos los anteriores, pero si eres un fan de la saga, te darás cuenta que le falta mucho por madurar para alcanzar el listón que dejó con Cliff B en cuanto a historia.

Vuelve al Gears clásico: terror a lo desconocido

Aplaudimos que Microsoft decidiera dejar en manos de Rod Fergusson, uno de los artífices del primer Gears of War, el trabajo de retomar la saga y llevarla 25 años después de lo sucedido en la tercera parte. Un acto heroico puesto que la trama de Marcus debía terminar como terminó, por lo alto, pero ésto causó que las exigencias a JD Fenix, su hijo, sean igual de altas y resulta que termina siendo un héroe inmaduro, con frases estereotipadas y similar a Damon Baird… uno de los personajes que menos gustaron en la saga anterior, gracias por cierto a Judgtment.

Si quitamos el prólogo -que es simplemente espectacular, recuerda cada momento de estos últimos 10 años junto a Gears- la historia sería un “salto al precipicio robótico” con la lucha entre los Outsiders y la nueva COG. Es un salto de fe literal, Gears of War 4 nos lleva al enfrentamiento contra drones, robots y enemigos controlados por computadora, quitándole la experiencia de improvisación y táctica de los anteriores juegos. Ahora es esperar la lucha contra una máquina metódica y predecible.

Visualmente el juego es un buque de guerra. Preparado con el Unreal Engine 4, The Coalition planta sus bases en el techo técnico de la tercera entrega y recupera los artes, escenarios, iluminación y penumbra del primer juego. Ese terror a lo desconocido se observa esos elementos visuales que oscurecen los escenarios mientras nos acecha el enemigo.

Análisis en video parte 1 – Campaña de Gears of War 4

Jugablemente Gears of War 4 no difiere de sus antecesores, por obvias razones, lo que está bien, no se toca. Y el gameplay de Gears of War ha sido sólido por más de 10 años. Los personajes en la cuarta entrega corren mejor y más rápido, se mueven de una forma más natural… entre comillas. Las clásicas paredes invisibles ya no son tan recurrentes, los desniveles son superados con fluidez, y ahora podemos ir corriendo y cuando estemos ante una barrera podemos saltarla pulsando solo un botón.

Horda 3.0 se diferencia de forma sencilla: protege el punto que a tu quieras. Gracias al “Fabricator” puedes seleccionar cualquier parte del mapa como tu base. Por lo demás, el modo está intacto a como lo dejamos en Gears of War 3: puntos de experiencia que se canjean por torretas, barricadas, señuelos, armas y munición. La mezcla de robots y Swarm son desafiantes en todo momento haciendo que jugarlo en solitario sea muy difícil.
Además incluye clases de personaje.

El apartado multijugador es de lo más sólido que hemos visto en Gsite.co. Esperemos que los servidores respondan igual.

Análisis en video parte 2 – Horda y multijugador de Gears of War 4


Gears of War 4 es el gran lanzamiento de Microsoft y Xbox One del 2016, y consigue ser un buen juego sin ser lo que esperábamos.  La jugabilidad sigue intacta y los modos de juego cooperativo, horda y multijugador siguen siendo la razón de compra del juego. Horda es un guiño al trabajo consolidado de 10 años y el multijugador hace honores a la solidez de contar con Rod Fergusson como director.

****

Si quiere saber por qué calificamos así, lea este artículo.

Lo invitamos a que se suscriba al canal de Gsite en Youtube y deje todos los comentarios posibles sobre nuestro trabajo, es de vital importancia contar con sus opiniones, y esperemos hacerlo mejor cada vez.

Hay que ser justos, la saga Gears of War históricamente ha sido desdibujada a pesar de sus aportes a la industria. Catapultó el género shooter en tercera persona, glorificó el cooperativo y perfeccionó los juegos por rondas. Pero siempre se reconoció por su solidez argumental y la personalidad de sus protagonistas, sin excepción. Gears of War 4 tiene esa lápida encima desde el lanzamiento, es un juego distinto si no conocemos los anteriores, pero si eres un fan de la saga, te darás cuenta que le falta mucho por madurar para alcanzar el listón que dejó con Cliff B en cuanto a historia. Vuelve al Gears clásico: terror a lo desconocido Aplaudimos que Microsoft decidiera dejar en manos de Rod Fergusson, uno de los artífices del primer Gears of War, el trabajo de retomar la saga y llevarla 25 años después de lo sucedido en la tercera parte. Un acto heroico puesto que la trama de Marcus debía terminar como terminó, por lo alto, pero ésto causó que las exigencias a JD Fenix, su hijo, sean igual de altas y resulta que termina siendo un héroe inmaduro, con frases estereotipadas y similar a Damon Baird... uno de los personajes que menos gustaron en la saga anterior, gracias por cierto a Judgtment. Si quitamos el prólogo -que es simplemente espectacular, recuerda cada momento de estos últimos 10 años junto a Gears- la historia sería un "salto al precipicio robótico" con la lucha entre los Outsiders y la nueva COG. Es un salto de fe literal, Gears of War 4 nos lleva al enfrentamiento contra drones, robots y enemigos controlados por computadora, quitándole la experiencia de improvisación y táctica de los anteriores juegos. Ahora es esperar la lucha contra una máquina metódica y predecible. Visualmente el juego es un buque de guerra. Preparado con el Unreal Engine 4, The Coalition planta sus bases en el techo técnico de la tercera entrega y recupera los artes, escenarios, iluminación y penumbra del primer juego. Ese terror a lo desconocido se observa esos elementos visuales que oscurecen los escenarios mientras nos acecha el enemigo. Análisis en video parte 1 - Campaña de Gears of War 4 Jugablemente Gears of War 4 no difiere de sus antecesores, por obvias razones, lo que está bien, no se toca. Y el gameplay de Gears of War ha sido sólido por más de 10 años. Los personajes en la cuarta entrega corren mejor y más rápido, se mueven de una forma más natural... entre comillas. Las clásicas paredes invisibles ya no son tan recurrentes, los desniveles son superados con fluidez, y ahora podemos ir corriendo y cuando estemos ante una barrera podemos saltarla pulsando solo un botón. Horda 3.0 se diferencia de forma sencilla: protege el punto que a tu quieras. Gracias al "Fabricator" puedes seleccionar cualquier parte del mapa como tu base. Por lo demás, el modo está intacto a como lo dejamos en Gears of War 3: puntos de experiencia que se canjean por torretas, barricadas, señuelos, armas y…

Recomendado para la consola

Satisfacción - 8.7

8.7

Satisfacción

Gears of War 4 es el gran lanzamiento de Microsoft y Xbox One del 2016, y consigue ser un buen juego sin ser lo que esperábamos.

User Rating: 2.8 ( 2 votes)
9