Según informó Activision, las dos franquicias más importantes en el género de disparos en primer persona Call of Duty WWII y Destiny 2, fueron los juegos más vendidos en consola (basado en ganancias de ambos títulos) en Norte América durante el 2017.

Además se confirma que basado en las ganancias obtenidas por las ventas digitales y físicas de los videojuegos, Call of Duty WWII alcanzó la cifra de $1 billón de dólares en ventas globales, mientras que en PC, Destiny 2 se convierte en la venta (según unidades) más fuerte de Activisión en el 2017.

Por su parte, encontramos a Crash Bandicoot N. Sane Trilogy, el remaster que se convirtió en una eufória dentro de los fans de Playstation. Lanzado en junio y desarrollado por Vicarious Visions, el remaster se convirtió en la colección remasterizada más vendida en la historia de PS4.

Por último, Call of Duty se convierte por quinto año consecutivo en la franquicia que más vende en Norte América basado en las ganancias del juego. Además fue nombrado, por cuarto año consecutivo, el título número 1 de navidad en Reino Unido para 2017 según Chart-Track.

Así se confirma por qué Activision continúa siendo una de la empresas que más factura en la actualidad y sus franquicias mantienen fórmulas estables con el pasar de los años.

Fuente: Activision